Madre soltera a los 40

20 July, 2012 laura Uncategorized

Cada vez es más frecuente, en España y más concretamente en las grandes urbes, encontrarse mujeres que deciden ser madres solteras pasados los 40 años. El perfil de estas mujeres suele ser el de personas que se han dedicado a su carrera profesional y que han vivido historias de pareja que no han funcionado. Presionadas por el “tic tac” del reloj biológico, que inexorablemente avanza hacia el climaterio, deciden tener hijos en solitario.

Aunque algunas de ellas piensan en la adopción como una posibilidad. La mayoría de ellas desechan esta idea cuando saben lo largo, tedioso y costoso que puede llegar a ser este proceso. Además no todas cumplen los requisitos exigidos, y si los cumplen no les entregarán bebés, sino niños más grandes. Todo ello las lleva a intentar tratamientos de fecundación.

Gracias a los nuevos avances en reproducción asistida, conseguidos en los últimos años, y a la actual legislación española, que permite que una mujer sola pueda someterse a tratamientos de fecundación, pueden cumplir su sueño.

Las primeras dificultades que deben afrontar, se encuentra en el tratamiento mismo. Primero tienen que decidir que tipo de tratamiento van hacer y donde. Para ello es bueno recabar información preguntando al ginecólogo o médico de confianza. A parte, en Internet se puede contactar con foros de madres solteras, como: http://mamasolteraxeleccion.forosactivos.com, donde mujeres que han pasado o se encuentran en ese momento en tratamientos de fecundación asistida comparten sus experiencias. Esto puede servir sobretodos de apoyo.

A la hora de tomar la decisión de que tratamiento seguir en primer lugar, es una misma quien decide, por eso se aconseja que se apunten los pros y los contra de cada tratamiento, teniendo en cuenta las características físicas y biológicas propias, para poder decidir con mayor objetividad.

Es necesario ser consciente, que la probabilidad de quedarse en estado al primer intento es realmente baja y lo más habitual es que se tenga que pasar por varios intentos e incluso diferentes tratamientos para conseguirlo. Por eso, a priori, es importante determinar, de forma aproximada, hasta donde estamos dispuestas a llegar para ser madres y cual es el presupuesto económico con el que contamos para este objetivo.

El tener que pasar por varios intentos y diferentes tratamientos, suele desequilibra el cuerpo a nivel hormonal y de rebote emocional, pues como bien sabemos las hormonas están implicadas en la expresión de emociones. A parte del desequilibrio emocional, la presión psicológica que supone ansiar un niño y ver como fracasan algunos de los tratamientos, también puede desencadenar en trastornos de ansiedad y depresivos.

Diferentes estudios avalan que una actitud positiva y relajada favorece el embarazo. En el ser humano, como reminiscencia de su condición animal, cuando se encuentra estresado, el cuerpo interpreta que se haya en en situación de riesgo. Como ya explicamos en otro artículo, el estrés es una reacción adaptativa para afrontar un peligro, preparando el cuerpo para huir o atacar. En esta situación no es adecuado concebir, porque la supervivencia esta en juego. A nivel biológico se ha comprobado que con el estrés aumenta la producción de prolactina, una hormona que dificulta quedarse en cinta. Por eso es muy importante afrontar los distintos tratamientos de forma optimista a y lo más tranquila posible.

 

Comments are currently closed.


Powered by http://wordpress.org/ and http://www.hqpremiumthemes.com/