El estrés en el trabajo ¿Un enemigo o un aliado?

14 June, 2012 laura Uncategorized

¿Quien en estos tiempos que corren no se ha sentido nunca estresado? Y más teniendo en cuenta la actual situación laboral que nos hace vivir constantemente bajo la amenaza de poder perder nuestro empleo con lo que ello conlleva.

En diversos estudios se ha puesto de manifiesto que nuestra eficacia varia en función del grado de activación o alerta que tengamos. Tanto una activación excesiva o estrés elevado, como una falta de activación o demasiada tranquilidad, son negativas para ser competentes en nuestras tareas. Por lo tanto un poco de estrés es beneficioso porque nos hará estar más pendientes y poder reaccionar más rápidamente siendo así más eficaces.

A modo ilustrativo, comentar tres situaciones en que el grado de estrés afecta a la competencia:

  • Cuando una tarea nos genera mucho estrés, por ejemplo en el caso de una persona tímida que tiene que hablar en público. Seguramente el estrés que experimenta es tan alto que este más pendiente de lo que hace que de lo que dice, bloqueándola e impidiendo así que pueda hablar con fluidez, sentido y confianza.
  • Por otro lado cuando un trabajo pasa a ser rutinario para nosotros, le prestamos menos atención lo cual hace que podamos cometer errores por demasiada confianza o tranquilidad.
  • El primer día de trabajo en una empresa nueva, normalmente estemos un poco nerviosos porque queremos dar una buena imagen y aun no dominamos muy bien el funcionamiento de la empresa Este pequeño nerviosismo que experimentamos es positivo, porque nos va hacer estar más pendientes de todo, y por lo tanto nos ayudará a aprender más rápidamente.

    En resumen experimentar un estrés controlable por nosotros, es deseable porque nos hará ser más efectivos. Por eso debemos hacer del estrés un aliado y no un enemigo, aprendiendo a controlarlo.

Comments are currently closed.


Powered by http://wordpress.org/ and http://www.hqpremiumthemes.com/